Este sitio utiliza cookies.

Si sigue navegando, usted acepta su uso.

Acepto

Índice del artículo

La casa señorial de la Calle Mayor, junto al Ayuntamiento está datada epigráficamente según podemos comprobar en la parte derecha de la fachada, justo detrás de la bajante: “Año 1778”.


Se ha destinado a lo largo del tiempo a servicios municipales, escuelas públicas, sede de la Jefatura Local del Movimiento. En la actualidad alberga el Juzgado de Paz, la Policía Local y la Escuela de Música.

Es un edificio entre medianeras, de tres alturas: baja, principal y ático. Tiene tres puertas adinteladas-dóricas y la central hace los quiebros habituales de un barroco combinando su moldura con el balcón superior. Destacan los huecos en sillería y las rejas de las ventanas.

Se restauró en 1990.

Casa Señorial de los Condes de CampillosLa casa señorial de los Condes de Campillos, está situada en la calle Mayor Baja, número 8 y hace esquina con la calle Hospital.
Se desconoce la fecha de construcción de esta casa, pues no se ha verificado la hipótesis de que date del siglo XV.

En 1868, Isabel II concedió el título de Conde de Campillos a Diego Chico de Guzmán y Figueroa, natural de Cehegín (Murcia) y se casó en este mismo año, con Emilia Chico de Guzmán y Belmonte, natural de Mota del Cuervo, hija de Joaquín Chico de Guzmán y Hurtado de Salcedo (Cehegín, 1780) y Mariana de Belmonte y Castellar (Belmonte, 1784).

También se sabe que los descendientes actuales guardan cierto parentesco con la Beata Maravillas de Jesús, fallecida en 1974 y cuyo nombre completo era: Maravillas Pidal y Chico de Guzmán.

Es un edificio de planta rectangular, de esquina y de dos alturas. Destaca por la composición simétrica de su fachada y por su escudo señorial. Tiene puerta adintelada con jambas asemejando pilastras dóricas y dintel de piedra con decoraciones; sobre ella y en el piso segundo, se abre un balcón enmarcado en piedra con alguna decoración. Sobre el eje de simetría se encuentra el escudo. También cuenta con una puerta de carruajes.

En su interior destaca el amplio patio central de estructura adintelada soportada por bellas columnas de piedra. A este espacio se asoman las principales dependencias del piso superior.

El escudo, cuartelado en cruz, representa posiblemente a más de un linaje o alianzas entre familias. Sobre el primer y segundo cuartel, en los que aparece respectivamente un castillo y una flor de lis, resalta la leyenda: “VERITAS VINCIT”. En el tercer cuartel, se representa un león rampante, que no sigue los cánones de la heráldica, ya que mira a la izquierda en vez de a la diestra. En el cuarto y último cuartel, un árbol. Este escudo está timbrado con casco colocado de perfil y rematado con penacho; por tanto, correspondería más bien a un señor o hidalgo, que a un conde, en cuyo caso aparecería terciado. Está adornado con lambrequines que bajan pegados a los flancos a modo de guirnaldas. Casa de Fray Alfonso Cano

El edificio está muy renovado, sigue siendo propiedad de los descendientes de los Condes de Campillos y no es visitable.

La casa de Fray Alfonso Cano, está situada en la calle Mayor Baja, número 20. De ella sólo se conserva el escudo obispal en la fachada, puesto que el edificio ha sido muy reformado, especialmente en los huecos.

Este ilustre trinitario nació en Mota del Cuervo el 23 de enero de 1711. Ocupó en su Orden varios cargos importantes. Llegó a ser Académico de la Historia y Obispo de Segorbe. Fundó varias escuelas primarias y costeó la construcción de muchas iglesias en pueblos que las necesitaban. Fomentó la agricultura y la industria y, sobre todo el arbolado, instituyendo premios por la plantación de olivos o árboles frutales.

Recogió entre las ruinas de Sagunto muchas monedas, que envió a la Real Academia de la Historia y al Arzobispo de Toledo para completar sus respectivos museos.

banner ayto

banner transparencia

sede electronica

banner tablonedictos

perfilcontratante banner

banner universidadpopular

banner turismo

banner buzon

banner artesania

banner asociacionceramica

SÍGUENOS