Este sitio utiliza cookies.

Si sigue navegando, usted acepta su uso.

Acepto

Desde el pasado jueves por la noche y hasta este domingo, el barrio del Rabosero se ha convertido en el epicentro festivo de la localidad, con un programa dirigido a todos los públicos, encabezado por un escenario instalado en la explanada de la Escuela de Música.

El jueves por la noche inauguraban este espacio el grupo de música “Lobo Jack” con su blues-rock. Bordón Flamenco con las voces de José David Bustamante y Elisandro Maya cerraban la noche con una muestra de la tendencia aflamencada.

Las actuaciones musicales se extendieron al viernes con Momart Eventos y su espectáculo con la trompeta y el grupo de Campo de Criptana, Maestronic que nos hizo viajar desde los años 60 hasta el 2000 con el mejor pop de cada época. La música swing y la rumba fueron las protagonistas en la jornada del sábado con el grupo Glorys fingers dixie band y su jazz tradicional y Duende Rumbero.

Los niños y niñas tuvieron su espacio con la celebración de una bicicletada, un taller de pintura y el concierto de la Banda Juvenil de la Asociación Musical Moteña. Además, el domingo por la tarde disfrutaron de la fantasía del circo con la compañía de circo circulum “ni no ni nana”.

Desde la organización han valorado positivamente esta primera edición de las fiestas tras la pandemia, agradeciendo a todas aquella personas y entidades que la han hecho posible y con las que Mota del Cuervo ha recibido el inicio del verano.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

SÍGUENOS