Como cada cuarto domingo anterior al de Pentecostés, Mota del Cuervo ha dado el pistoletazo de salida a la Función de Ánimas, una fiesta declarada de Interés Turístico Regional, que regresa con su formato original tras dos años de pandemia.

Las danzantas se presentaron y ejecutaron sus primeras danzas en la Plaza Mayor acompañadas por el porra y el guitarrero, rodeadas de familiares y un numeroso público que no quiso perderse el espectáculo.

Los actos continuarán con las danzas en los próximos tres domingos en la Plaza del Verdinal, La Cruz Verde y Santa Rita. Este año se recupera el pasacalles, con las batallas de moras y cristianas, para finalizar con la función de animas el 4,5 y 6 de junio.

Esta festividad, que se remonta al año 1865, se ha convertido en un referente cultural del municipio y de la provincia. Destaca por la variedad de elementos que la componen, tales como las danzas, paloteos, ‘baile de las cintas’, o ‘quema del sapo’, entre otras, y porque gran parte de la danza es teatralizada con textos de carácter satírico centrándose en acontecimientos diarios.