Mota del Cuervo ha celebrado la bendición de las palmas este Domingo de Ramos, día grande para los católicos y muy significativo dentro de la Semana Santa moteña. El paso de la borriquilla, representando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, hacía su salida a las 11:30 de la mañana rodeada de filas de pequeños nazarenos y demás vecinos que portaban sus palmas y ramos de olivo.

Cerca de 60 integrantes de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, portaban a hombros la imagen de Jesús, bajo los acordes de la Banda de Corneta y Tambores de dicha hermandad que hizo el recorrido tradicional abarrotado de público desde la subida por la calle de la Iglesia, bajada por la Calle Mayor hasta regresar al templo.

Autoridades civiles y religiosas participaron del desfile procesional y posteriormente de la Eucaristía.

La Hermandad de la Sagrada Cena y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y Ntra. Sra de la Aurora, sacaban a la calle, por segunda vez en su historia, el paso de la Santa Cena. Tras la cruz guía de la Hermandad y con una impecable organización, comenzaban a salir los primeros nazarenos con hábito compuesto por túnica y capa de color blanco, hasta que los ciriales anunciaban la salida del paso, la del misterio de la Cena.

La Agrupación Musical del Cristo de la Columna y Esperanza y Caridad de Mota del Cuervo acompañaron este misterio.