Este sitio utiliza cookies.

Si sigue navegando, usted acepta su uso.

Acepto

La Semana Santa de Mota del Cuervo ya disfruta de los desfiles procesionales tras dos años de parón.

Tal y como reza la tradición cristina, el viernes de dolores dio paso al inicio de la Semana Santa moteña dando culto a la Virgen de la Soledad. Una noche en la que el pueblo de Mota, acompañó a María en su Dolor ante las circunstancias y acontecimientos que comienzan a vivirse en estos misterios de la Pasión, muerte y Resurrección de Cristo.

El portón de la iglesia parroquial se abrió a las 10 de la noche para anunciar la salida de la Virgen de la Soledad que fue portada a hombros y acompañada por nazarenos de túnicas negras y blancas que con mucho fervor y recogimiento iluminaban su paso con velas. También participaron del desfile procesional todos los miembros de la Junta de Cofradías y cientos de vecinos que acompañaron en el silencio de la noche a la imagen. Destacar a la Banda de Música de la Asociación Musical Moteña que daba el acompañamiento musical a tan solemne procesión y que a través de sus diferentes piezas fue meciendo a la titular de esta hermandad.

El sacerdote Javier Luciano Cano Mujeriego, fue el encargado este sábado de pregonar la Semana Santa de Mota, en una cita, cargada de espiritualidad y fe, que se desarrolló en el Auditorio Municipal y que supuso un punto de encuentro para los cofrades moteños.

El pregonero hizo referencia a pasajes del Génesis y recorrió las estaciones de penitencia que realizan las hermandades de la localidad desde el viernes de dolores hasta el domingo de resurrección y que llegaron al público que llenó el citado espacio.

La Asociación Musical Moteña brindó un concierto de Semana Santa donde interpretó diferentes obras como  El Angel Blanco, de Oscar Navarro, Maria, Madre de la Esperanza de Saúl Goméz o Macarena de Paco Lola.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

SÍGUENOS