El consistorio moteño ha informado de su intención de ofrecer un apoyo educativo destinado a avanzar en el aprendizaje del español para las y los escolares que estén matriculados en la localidad.

Las concejalías de Educación y Servicios sociales están trabajando en esta propuesta que esperan pueda comenzar incluso esta misma semana. La Concejala de Servicios Sociales, Yéssica Mínguez, se ha mostrado convencida de que estos apoyos serán claves para mejorar en un aspecto que se viene demandado durante el curso a las administraciones y que, sin duda, se complica con los casi veinte menores ucranianos que ya están empadronados en Mota desde comienzos de marzo y que no dominan nuestra lengua. Se espera, además de mejorar la calidad educativa, que sirva para acelerar la integración y desarrollar su vida en el municipio.

El caso del ucraniano es el más paradigmático en este momento, ya que hay que tener en cuenta que antes de que estallase la guerra de Ucrania en Mota del Cuervo estaban empadronadas 150 personas de ese país. Actualmente son 182.

Las trabajadoras sociales atienden de manera urgente a estas personas en el Centro Social para que expliquen cuál es su situación, información sobre la protección social y el apoyo material al respecto de enseres, manutención, hasta conseguir la integración familiar o que la situación cambie.