La localidad de Mota del Cuervo, al suroeste de la provincia de Cuenca, forma el vértice de convergencia de cuatro provincias castellano manchegas: Toledo, Ciudad Real, Albacete y Cuenca. Poco más de 100 Km. la separan de estas capitales y de Madrid. En esta villa se cruzan numerosas vías de comunicación, entre las que destacan dos carreteras nacionales: la N-420 Córdoba – Tarragona y la N-301 Madrid – Alicante. En la actualidad también pasa, cerca del municipio, la nueva autopista, de peaje, AP-36.

Recostada a la falda de una serrezuela, limitada al norte con Los Hinojos (Cuenca), al sur con Socuéllamos y Pedro Muñoz (Ciudad Real), y al oeste con El Toboso (Toledo). Tiene una altitud media de 704 metros sobre el nivel del mar.